La fibra de coco es un material orgánico y su proceso de fabricación forma parte de una gran industria que emplea el coco como material base. De este modo, el empleo de fibra de coco no supone un atentado contra el medio ambiente.  La fibra de coco es un excelente sustrato para el desarrollo radicular; de hecho, es posible plantar directamente en ella sin necesidad de emplear tratamientos o agentes especiales para la plantación.

granulometria2